Blogging tips

miércoles, 17 de diciembre de 2014

PATÉ DE FIAMBRE DE PAVO



             Vienen días de reuniones, tapeos, comidas, familia, amigos… y y seguro que te viene genial un paté superfácil, que te puedes dejar hecho, listo para servirlo. Para que te quites el delantal, te pintes los labios y te sientes a la mesa.

            Que montón de recuerdos me trae esa frase de “quítate el mandil y píntate los labios” (estoy sonriendo), esa frase era de mi madre.

            No sé cómo los las apañábamos que siempre en las fiestas de Navidad nos pillaba el toro. A pesar de estar desde bien temprano levantadas, metidas en la cocina con el horno y todos los fuegos en danza, al final, cuando ya estaba la mesa puesta (mantelería de hilo, vajilla de La Cartuja, cristalería D´Arques ) y toda la comida preparada (pasteles de carne, asados, pescados rellenos….)  nos mirábamos y estábamos los dos hechas unas piltrafas, todo el día en la cocina pasaba factura  y nuestras pintas eran te lo aseguro de lo menos glamuroso para una fiesta navideña.

            Tras mirarnos repetíamos como si de un mantra se tratase “ el año que viene esto no nos pasa, lo primero arreglarnos”, pero debía de olvidársenos porque volvíamos a caer una Navidad tras otra. Bueno, los últimos años no, (claro tanto entrenamiento al final daba resultados y cortábamos para una ducha rápida, cambio de ropa  y vuelta a la cocina). Justo cuando empezaba a llegar la familia  mi madre me decía:  ¡quítate el mandil y píntate los labios!.



            Poníamos la mesa tan bonita que las vecinas iban a verla, jajajaja,  como si fuese una tradición, ¡vamos a ver la mesa de la Señora Consuelo!, jajajaja. Seguro que cuando mis hermanos lean esto se parten de risa, ahora en la distancia, que menudo cabreo pillábamos cuando las veíamos llegar en comandita, y repitiendo a coro ¡que manos tiene la Consuelo!, mira que centro de mesa, ¡uyyyyy mira las velas, uyyyyy esos platos! ¿y esto, mientras manoseaban las servilletas artísticamente dobladas, también lo ha hecho usted? , ¿Y que es lo que van a cenar ustedes?

            Que montón de buenos recuerdos!, Entiendo que la Navidad no le guste a alguna gente, son demasiados recuerdos y demasiada ausencia alrededor de la mesa, sin embargo…. a mi me gusta, a mis padres les encantaba y me contagiaron.

            ….. ¡la receta!...

            Es un Paté de fiambre de pavo, que te va a encantar, muy fácil de hacer, con productos de andar por casa y con un resultado fantástico. Lo haces y me cuentas que te ha parecido, ¿vale?
Pasa un buen día!



Ingredientes
·        200 grs. de pechuga de pavo (fiambre)
·        130 grs. de cebolleta
·        1 diente de ajo
·        3 cucharadas soperas de AOVE
·        ½ cucharadita de nuez moscada
·        ½ cucharadita de hierbas de la provenza
·        2 cucharadas soperas de Jerez oloroso
·        50 grs. de mantequilla para cubrir el paté



Elaboración:
Pela y pica en brunoise la cebolleta y el ajo.

Calienta el aceite de oliva virgen extra en una sartén y dora la cebolla y el ajo.

Agrega la pechuga de pavo troceada, añade el Jerez, la nuez moscada y las hierbas de Provenza, rehoga durante un par de minutos y pícalo todo en el robot de cocina.  Depende de la textura que más te agrade, tritúralo más o menos, si lo quieres más fino, tritúralo durante más tiempo.

Viértelo en los recipientes donde lo vayas a servir.

Derrite la mantequilla y añádele un pellizco de hierbas provenzales, cubre con ella el paté y deja que se enfríe totalmente antes de reservarlo en la nevera.

Sírvelo frío con pan tostado y unos encurtidos.