Blogging tips

viernes, 23 de enero de 2015

BIZCOCHO DE NARANJA {Espectacular!}

            Decir que es el mejor bizcocho de naranja del mundo puede que parezca cuando menos arriesgado, pero sin dudarlo ni un segundo que es el mejor bizcocho de naranja que he comido, te lo dice una  glotona profesional de bizcochos.



             El mes pasado Pam sorteo el libro Pasteles Vintage de Jane Brochet y mira por donde aquí tienes a la afortunada (sonrisa que no me cabe en la cara). Al día siguiente tenía el libro en mis manos y a las dos horas estaba cual posesa liada en la cocina haciendo un par de sus recetas.

            EL libro, estéticamente, es una maravilla desde la primera a la última página, y sus recetas son de las que te llevan directa a la cocina con la intención de cocinarlas todas, el resultado los bizcochos más increíbles que he probado hasta ahora.

            Este bizcocho de naranja, lo es elevado al cubo por lo menos, porque lleva naranja en todas sus versiones: en zumo, confitada, en mermelada, con su piel rallada. Además va coronado con un glaseado a base de azúcar glas y zumo de naranja, que yo en el bizcocho de la foto no lo he puesto, pero que si lo hice cuando repetí la receta y que le da un toque pastel de fiesta buenísimo. Además dura tierno un montón de días tierno y permite congelarlo, cuando lo descongelas está como recién hecho.

            Si te gustan las naranjas y los bizcochos, este tienes que hacerlo, te vas a chupar los dedos!.

            Y hablando de naranjas este mes Cristina de LeBonVivant, organiza  HEMC#65 dedicado a las naranjas, y  yo le voy a enviar esta receta, seguro que consigue un recetario fantástico.

            Estamos a un paso del fin de semana, ¡disfrutalo!
          
Ingredientes:
(Para un molde redondo  de 20 cm)
·        175 grs. de mantequilla blanda, más un poco para engrasar el molde
·        175 grs. de azúcar morena
·        3 huevos
·        La piel rallada de 1 naranja mediana
·        El zumo de ½ naranja
·        25 grs. de piel de naranja confitada partida en trocitos
·        2 cucharadas soperas de mermelada de naranja amarga
·        200 grs. de harina de trigo con levadura (o 200 grs de harina de trigo con 1 cucharadita de levadura)

Glaseado: (yo no se lo he puesto)
·        150 grs de azúcar glas
·        El zumo de 1 naranja

Elaboración:
            Precalentamos el horno a 180º C
            Encamisamos el molde, untándolo con mantequilla y espolvoreándolo de harina, después lo ponemos boca abajo y lo sacudimos para retirar el exceso de harina
            En un bol grande batimos la mantequilla (a temperatura ambiente) con el azúcar hasta que tenga una textura esponjosa y la mezcla sea de un color clarito.
            Añadimos los huevos de uno en uno y batiendo bien antes de agregarle el siguiente.
            Agregamos la ralladura de naranja y el zumo, la piel confitada de naranja y la mermelada. Mezclamos bien con una cuchara.
Tamizamos la harina y la incorporamos con una espátula a la mezcla anterior.
            Vertemos la crema en el molde y horneamos (horno sólo con fuego abajo) a 180º durante unos 40 o 50 minutos, lo mejor es a partir de los 35 minutos comprobar el punto de cocción pinchando con un palillo, ya sabes que este debe salir limpio, si sale manchado déjalo unos minutos más.
            Sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos sobre una rejilla unos 15 minutos antes de desmoldarlo y dejarlo enfriar del todo en la rejilla.
            Si te apetece hacer el glaseado, tamiza el azúcar gala en el bol y añade la mitad del zumo de naranja y muévelo bien, agrega poco a poco el resto del zumo, moviéndolo hasta obtener una crema líquida y sin grumos. Reparte el glaseado por encima del bizcocho.